Teoría de La Religión por Georges Bataille

| marzo 5, 2012
Teoría de La Religión
DESCRIPCIÓN DEL TEXTO

Esta Teoría de la Religión esboza lo que sería un trabajo acabado: he intentado expresar un pensamiento móvil, sin buscar su estado definitivo.

Una filosofía es una suma coherente o no es, pero expresa al individuo, no a la indisoluble humanidad. Debe mantener, en consecuencia, una apertura sobre los desarrollos que seguirán, en el pensamiento humano… donde los que piensan, en tanto que rechazan su alteridad, lo que no son, están ya ahogados en el universal olvido. Una filosofía no es nunca una casa, sino una obra en construcción. Pero su inacabamiento no es el de la ciencia. La ciencia elabora una multitud de partes acabadas y solo su conjunto presenta vacíos. Mientras que, en el esfuerzo de cohesión, el inacabamiento no está limitado a las lagunas del pensamiento; es sobre todos los puntos, sobre cada punto, la imposibilidad del estado último.

Este principio de imposibilidad no es excusa para innegables insuficiencias, limita toda filosofía real. El sabio es quien acepta esperar. El filósofo también espera, pero no puede hacerlo por derecho. La filosofía responde desde un comienzo a una exigencia infragmentable. Nadie puede «ser» independientemente de una respuesta a la pregunta que ella plantea. De este modo, la respuesta del filósofo está necesariamente dada antes de la elaboración de una filosofía y si cambia en la elaboración, a veces incluso en razón de los resultados, no puede por derecho estarle subordinada. La respuesta de la filosofía no puede ser un efecto de los trabajos filosóficos, y si puede no ser arbitraria, esto supone, dados de antemano, el desprecio de la posición individual y la extrema movilidad del pensamiento abierto a todos los movimientos anteriores o ulteriores; y, unidos desde el comienzo a la respuesta, mejor, consubstanciales a la respuesta, la insatisfacción y el inacabamiento del pensamiento.

Es entonces un acto de conciencia, no sin llevar la elucidación al límite de las posibilidades inmediatas, no buscar un estado definitivo que no será nunca dado. Sin duda es necesario elevar un pensamiento, que se mueve en dominios ya conocidos, al nivel de los conocimientos elaborados. Y de todas formas la respuesta misma de hecho no tiene sentido más que siendo la de un hombre intelectualmente desarrollado. Pero si la segunda de estas condiciones debe cumplirse de antemano, nadie puede responder de la primera más que aproximadamente: a menos de limitar, a la manera de los hombres de ciencia, el desplazamiento del pensamiento a dominios restringidos, nadie podría asimilar los conocimientos adquiridos. Esto añade al inacabamiento esencial del pensamiento un inacabamiento de hecho inevitable. Paralelamente, el rigor exige una confesión acentuada de estas condiciones.

Estos principios están muy alejados de una manera de filosofar que recoge hoy si no el asentimiento, por lo menos la curiosidad del público. También se oponen con fuerza a la insistencia moderna que se apega al individuo y al aislamiento del individuo. No puede haber pensamiento del individuo y el ejercicio del pensamiento no puede tener otra salida que la negación de las perspectivas individuales. A la misma idea de filosofía se une un problema primero: ¿cómo salir de la situación humana? ¿Cómo deslizarse de una reflexión subordinada a la acción necesaria, condenada a la distinción útil, a la conciencia de sí como del ser sin esencia, pero consciente?

El inevitable inacabamiento no frena en ninguna medida la respuesta que es un movimiento, aunque fuese en un sentido ausencia de respuesta. Por el contrario, le da la verdad de grito de lo imposible. La paradoja fundamental de esta Teoría de la Religión que hace del individuo la «cosa», y la negación de la intimidad pone sin duda a la vista una impotencia, pero el grito de esa impotencia preludia el más profundo silencio.

TABLA DE CONTENIDO

PRIMERA PARTE: LOS DATOS FUNDAMENTALES

I. LA ANIMALIDAD

1. La inmanenciad el animal devorador y del animal devorado
2. Dependencia e independencia del animal
3. La mentira poética de la animalidad
4. El animal esta en el mundo como el agua en el agua

II. LA HUMANIDAD Y LA ELABORACION DEL MUNDO PROFANO

1. La posición del objeto: el útil
2. Posición de elementos inmanentes en el plano de los objetos
3. Posición de las cosas como sujetos
4. El ser supremo
5. Lo sagrado
6. Los espiritus y los dioses
7. Posición del mundo de las cosas y del cuerpo como cosa
8. El animal comido, el cadáver y la cosa
9. El trabajador y la herramienta

III. EL SACRIFICIO, LA FIESTA Y LOS PRINCIPIOS DEL MUNDO SAGRADO

1. La necesidad a la que responde el sacrificio y su principio
2. La irrealidad del mundo divino
3. La asociación ordinaria de la muerte y del sacrificio
4. La consumación del sacrificio
5. El individuo, la angustia y el sacrificio
6. La fiesta
7. La limitación, la interpretación utilitaria de la fiesta y la posición del grupo
8. La guerra: las ilusiones del desencadenamiento de la violencia exterior
9. La reducción del desencadenamiento de las guerras al encadenamiento del hombre mercanca
10. Sacrificio humano

SEGUNDA PARTE: LA RELIGIÓN EN LOS LÍMITES DE LA RAZÓN

I. EL ORDEN MILITAR

1. Paso de un equilibrio de recursos y de gastos a la acumulación de las fuerzas con vistas a su crecimiento
2. Posición de un imperio como la cosa universal
3. El derecho y la moral

II. EL DUALISMO Y LA MORAL

1. Posición del dualismo y desplazamiento de los límites de lo sagrado y lo profano
2. La negación de la inmanencia de lo divino y su posición en la trascendencia de la razón
3. La exclusión racional del mundo sensible y la violencia de la trascendencia

III. LA MEDIACIÓN

1. Debilidad general de la divinidad moral y fuerza del mal
2. La mediación del mal y la impotencia del dios vengador
3. El sacrificio de la divinidad
4. Lo divino entregado a la operación

IV. EL DESARROLLO INDUSTRIAL

1. La posición de una entera ausencia de relaciones entre la intimidad divina y el orden real
2. Vista de conjunto de las relaciones entre la producción y la destrucción improductiva
3. El mundo de la reducción acabada o el reino de las cosas
4. La realización de la conciencia clara de la cosa o la ciencia
5. La conciencia de sí
6. La destrucción general de las cosas
CARACTERÍSTICAS DE LA DESCARGA
Título: Teoría de La Religión
Autor: Georges Bataille
Idioma: Español
Año de Publicación: 1998
Edición: Taurus
Número de Páginas: 105
Formato: .pdf
Peso del Archivo: 195.08 KB
Compresor de Archivos: .rar
OPCIONES PARA DESCARGAR EL LIBRO GRATIS

Tags:

Categoría: Espiritualidad y Esoterismo, Libros Cristianos

Comentarios (0)

Trackback URL | Comentarios Feed RSS

No hay comentarios aún. ¡Sé el primero en comentar!

Los comentarios están cerrados.